En el primer día asistieron más de mil estudiantes de distintos niveles, entre pre-kínder y cuarto medio, todos siguiendo los protocolos sanitarios exigidos por cada establecimiento. 

 

La llegada del Covid-19 impactó fuertemente en la educación, provocando el inevitable cambio de los cuadernos por computadores y tablets, los lápices por teclas y el uniforme por vestimenta casual. Por cerca de un año y medio, los 11 establecimientos bajo la Dirección de Administración de Educación Municipal de Hualpén (DAEM) mantuvieron sus puertas cerradas y se limitaron a impartir las clases a distancia

Sin embargo, ya con un mejor escenario desde el punto de vista sanitario, durante los últimos meses los esfuerzos se orientaron a posibilitar el retorno gradual de los alumnos a sus salas de clases. El hito se concretó el lunes 30 de agosto con la implementación de la modalidad híbrida, lo que permitió a 1.176 estudiantes reencontrarse presencialmente con sus profesores y compañeros, en tanto el resto optó por seguir con sus asignaturas online. 

Lo anterior significó diversas inversiones y capacitaciones, de modo que el alcalde, Miguel Rivera, explicó que “es un paso que veníamos preparando hace tiempo, con mucha responsabilidad. Felicito a los profesores y cuerpos directivos por todo el esfuerzo de tratar de volver a la normalidad, ha sido un desafío bastante importante. Decirles a los padres que confíen en la educación pública de nuestra comuna, haremos todos los esfuerzos para generar estos espacios amigables y seguros para que sus hijos vengan a desarrollar sus actitudes personales y educativas”.

Durante septiembre, que será el mes de marcha blanca, los niños y niñas asistirán presencialmente tres días a la semana, los lunes, miércoles y viernes, mientras que los restantes seguirán desde casa como ha sido habitual. Parte del protocolo sanitario implica el uso de mascarilla durante toda la jornada, la toma de temperatura al ingreso y la desinfección constante de manos y espacios, lo que se suma al uso voluntario del uniforme para más comodidad.

Por la mañana, el alcalde Rivera y el director (s) de la DAEM, Rubén Salazar, inspeccionaron distintos establecimientos para constatar el correcto desarrollo de las asignaturas, instancia donde saludaron y conversaron con docentes y jóvenes para conocer sus expectativas y sentires en el primer día. Para algunos niños de nivel pre-básico, esto incluso significó poder ver por primera vez a sus educadoras en persona.

A la Escuela Blanca Estela Prat Carvajal llegaron 132 alumnos y alumnas, su directora Maribel Pezo contó que iniciaron la jornada “con un poco de ansiedad y angustia porque no sabíamos cómo iban a llegar nuestros estudiantes, pero al igual que nosotros estaban contentos, felices por ver a sus compañeros, por regresar a sus salas. Estamos en proceso de evaluación con todos los docentes y ver qué funcionó correctamente y qué tenemos que mejorar para las próximas jornadas”.

Para lograr una modalidad híbrida estable, se realizó una inversión de cercana a los 5 millones de pesos a fin de aumentar la velocidad de internet en los 11 establecimientos por los próximos tres meses y ya se está trabajando para extenderlo al año completo. Asimismo, por un monto de 137 millones se compraron 1.000 tablets que próximamente serán entregadas a alumnos con dificultades para conectarse de manera remota, acortando las brechas del aprendizaje entre unos y otros.

 

“A los niños que se quedan en casa y sus apoderados, decirles que estamos habilitando la entrega de tablets para que puedan desarrollar estas clases virtuales los que no tengan la posibilidad de venir. Vamos a ver cómo somos capaces de seguir reencantando y dando una alternativa distinta y segura a nuestros niños y niñas de los establecimientos educacionales de Hualpén”, puntualizó el alcalde Miguel Rivera.