Este año, debido a la pandemia, la tradicional Escuela de Verano, instancia donde los estudiantes podían seguir concurriendo a los establecimientos educacionales durante el verano para recibir alimentación Junaeb, debió cambiar. Las restricciones de movilidad y aglomeración que impone la cuarentena que pesa sobre la comuna, obligó al DAEM de Hualpén a buscar una nueva forma de mantener el contacto con sus estudiantes, las familias y también continuar con la alimentación de los alumnos y alumnas más vulnerables. Lo anterior, porque el aporte del Estado este año se limitó a aquellas comunas en fase 3 y 4.

La alcaldesa Katherine Torres Machuca lideró la primera joranda de entrega de colaciones a más de 600 estudiantes de la educación municipal de Hualpén.

Por eso, para este año la novedad es un programa de televisión que acompañará a los estudiantes de la comuna los martes y jueves a partir de la próxima semana. La cita es a las 15.30 horas por la señal de Canal 9 Regional y la primera emisión será el jueves 28 de enero. A la espera de eso, esta semana comenzó la entrega de colaciones para más de 600 estudiantes de la educación municipal.

La entrega estuvo encabezada por la alcaldesa de la comuna, Katherine Torres Machuca, quien instruyó que durante el verano el DAEM siguiera acompañando a los estudiantes de la educación municipal.

“Para nosotros como municipio es importante que nuestros estudiantes siguieran acompañados durante el verano. Para todos, el encierro prolongado ha sido complejo, pero para los niños más todavía; durante el último año no han podido reunirse con sus amigos y salir a jugar con normalidad, por eso decidimos mantener el beneficio de las colaciones financiadas por el municipio y también con un programa de televisión que los distraiga durante las tardes”, dijo la jefa comunal.

El principal objetivo de la Escuela de Verano de este año es que los estudiantes, además de seguir recibiendo la alimentación, sigan siendo atendidos por las duplas psicosociales del DAEM, quienes en muchos casos son el principal soporte de los niños más vulnerables. En muchos casos, es este equipo el primero en detectar situaciones de vulneración de derechos u otros factores de riesgos en los niños, en cuyos casos activan los nexos con otras instituciones para que se hagan parte de los casos y se protejan los derechos de los niños y niñas de Hualpén.